Saltar al contenido

¿Qué tipos de financiación sostenible existen?

¿Qué tipos de financiación sostenible existen? Aunque ya somos más conscientes de lo necesario que es cuidar nuestro ecosistema, reciclar, usar menos el coche o evitar el exceso de plástico… …a veces descuidamos una de las formas más eficaces de cuidar el planeta y las personas. También podemos usar nuestro dinero para la sostenibilidad. En este artículo, le mostraremos qué opciones de financiación sostenible tiene y cómo empezar a ser parte de ese cambio.

En 1987, la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) introdujo el término “desarrollo sostenible”. Se refiere al desarrollo para satisfacer las necesidades de cada individuo sin comprometer las necesidades de los demás. Esta conclusión también se aplica a la financiación sostenible, que comenzó a desarrollarse incluso antes. En el decenio de 1960, las personas y entidades se dieron cuenta de que mientras trabajaban por el medio ambiente o la justicia social, su dinero apoyaba proyectos contra su conciencia.

Tipos de financiación sostenible
Banca ética

La banca ética ha surgido como una alternativa a la banca tradicional. Primero, informa de forma transparente qué actividades financia con el dinero de sus clientes. En segundo lugar, las entidades que forman parte de este movimiento sólo financian iniciativas con un impacto social positivo y no contribuyen en áreas como las armas, los juegos de azar y las inversiones especulativas. Las entidades incluidas en el banco ético estudian cada uno de sus movimientos y financian sólo los que cumplen los criterios establecidos.

¿Y si quiero invertir? Inversión socialmente responsable (ISR)

Además de los productos de ahorro operativo y bancario, existen productos de inversión socialmente responsables. Estos, como los anteriores, también añaden a los criterios habituales de inversión, como el riesgo, la rentabilidad o la liquidez, el impacto social de los mismos. En productos como los planes de pensiones, hay opciones de inversión socialmente responsables específicas.

Te Pude Interesar
Jugadores de fútbol más ricos del mundo

Microfinanciación

La microfinanciación es el conjunto de servicios financieros básicos, como cuentas bancarias, tarjetas, préstamos… que se ofrecen a los grupos de población en riesgo de exclusión financiera. Además de tratar de ayudar a los clientes a escapar de la pobreza, también tratan de tener un impacto positivo en el medio ambiente. Un ejemplo de este producto serían las cuentas de pago básicas, que permiten a sus titulares disponer de servicios bancarios básicos, como el depósito de dinero en sus cuentas, retiros, transferencias…

Obligaciones ecológicas y sociales

Los bonos verdes son emisiones de deuda pública y privada. La diferencia entre estos bonos y otros instrumentos es que los primeros se comprometen a financiar proyectos que tendrán un impacto positivo en la sociedad o el medio ambiente. Es decir, proyectos sostenibles y socialmente responsables que tienen que ver, por ejemplo, con la energía renovable, la eficiencia energética, la reducción de la contaminación, la gestión de los residuos… Desde 2007, cuando se puso en marcha una vez este vínculo, hasta ahora, están adquiriendo cada vez más importancia.